Potrillos escaldados

Desde La Colaga os damos un Consejo de Salud. Despues de una larga espera de 11 meses, nuestra yegua ha parido un potrillo encatantador que inmediatamente se pone en pie sobre sus largas patas. Parece tan delicado con ese pelo tan suave, casi de peluche. Bajo su manto de peluche su piel es muy fina y puede herirse o dañarse con facilidad. Aunque tengamos precaución de que su entorno sea seguro para no lastimarse, lo cierto es que al cabo de una semana o 9 días de nacer la madre vuelve a entrar en celo. Y la hormona que lo provoca  va a parar directamente a la leche que mama el potrillo y que le provocará diarrea. Las heces ensuciarán la zona perineal y las nalgas, que al secarse escaldan la piel, prácticamente desprovista de pelo en esa zona.

Protrillos escaldados

Si queremos evitarlo, habrá que lavarle esa zona con una esponja y agua tibia, pero además, después de secarlo, le aplicaremos alguna pomada de bebé, que le mantendrá la piel lubricada y flexible para que no roce, Halibut por ejemplo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s